22 jul. 2007

Nashville

La ventaja de tener un blog anónimo e impopular es que puedo dejar de escribir por varios días sin recibir reclamo alguno. Así que en las siguientes semanas, debido al extenuante programa académico en el que estoy inscrito, dejaré empolvar este espacio.

Por el momento aprovecho para expresar mis primeras impresiones acerca Nahsville y la Vanderbilt University, tal cual las pensé al salir del aeropuerto y llegar a la student’s residence: ¡¡poca madre!!

Estoy súper impresionado con la ciudad, que conjuga urbanismo y folklore netamente norteamericano. Así como en México es común escuchar por todas partes el ta-chún ta-chún del “pasito duranguense”, aquí es común escuchar por todas partes música country (desde Dolly Parton hasta The Wreckers) y crossroad, que podría definirse como música para camioneros.

Las instalaciones de la universidad están poca abuela y voy a tener como lecturers a nada menos que Marshall Berman y Alain Badiou. Para que quede más claro lo pondré en estos términos: Berman y Badiou son a la filosofía lo que Ricardo Arjona es al personal del servicio doméstico: súper gurús.

Me siento entre emocionado, nervioso y angustiado, porque nada más llegar a la universidad todo han sido reuniones de bienvenida, tours por el campus y meetings con los otros becarios.

Hasta el momento he conocido a un filósofo chileno que es mi roomate, una antropóloga española y a una paisana de Sinaloa que también estudió filosofía y ahora da clases en su universidad. De hecho, como buenos aldeanos que somos, nos dimos un súper abrazo al enterarnos que ambos somos de México y hasta hoy domingo es con quien más he platicado; incluso hace apenas un rato regresamos de un paseo por el Cumberland river, que es un afluente del impresionante Misisipi.

Los cursos comienzan formalmente el lunes en la Divinity School, y si bien hasta ahora me las he arreglado con el inglés, confieso que siento algo de angustia al tener que escuchar una clase completa con el acento estirado de los scholars y escribir apuntes de forma simultánea, en un inglés con errores gramaticales.

Lo que sí es seguro que haré al regresar a México será demandar a mis profesores del CELE, por no haberme dicho que también en el inglés existen los acrónimos. Además de que hasta ahora no he escuchado ninguno de los idioms que vienen en mi diccionario.

Todavía hay algunas cosas que me generan cierta incertidumbre aunque no me resultan del todo ajenas, por ejemplo, cocinar, llevar la ropa a la lavandería y repartir las tareas de aseo del dormitorio. Por fortuna estar habituado a vivir solo me da cierta ventaja sobre mi amigo chileno, que estoy seguro que hasta el agua se le quema.

En fin, esta es una experiencia muy emocionante y de mucho aprendizaje que comenzó desde que subí al avión (por cierto fue muy grato volar con Continental Airlines) y tuve que hacer mi escala de conexión en Houston, donde descubrí el pleno significado del mote “escritor de aeropuerto” mientras esperaba mi vuelo.

Ya después transcribiré las notas de mi bloc óptico y posiblemente las ponga acá.

Saludos desde la capital de la música country.



P.S Eminentísimo colega y doctor en sabiduría del mundo, Don Mauro Santander, como no me morí en el avión, olvídese de ser el heredero de mis libros y mis discos.

P.S. 2 Don Rigoberto Menchú o como se llame, antes de usar una palabra tan fea como “bodrio”, asegúrese de conocer todos sus significados. Zafio.

4 comentarios:

hapuc dijo...

sabes porque no te he vistado... por tú musica... acostumbro navegar de noche y el silencio es mi comañia...

te dejó saludos...
Ivonne

M.S dijo...

Como su único biografo personal autorizado debo preguntar, ¿tengo que considerar a su amiga sinaloense en la lista de sus conquistas y affairs sentimentales?
Si tiene fotos con ella, yo quiero verlas. Es de Sinaloa, el semillero de mujeres hermosas en este país de cuentos chinos.

Qué bueno que estés pasándolo bien amigo Vic. Echále ganas y ya me enseñaras lo que fuiste a aprender.

Un abrazo
Mauro

manijeh dijo...

Se oye (lee) como que la pasas bien, me alegra. Ojalá la fiesta siga!

Anónimo dijo...

jajajaajaja, Hola, pues envidia de la mala, si de la mala, porque tu si saliste de vacaciones a actualizarte (que es riquisimo) mientras yo desde el día lunes, me encuentro laborando.
Pero disfrutalo y espero me cuentes los detalles.
Un beso
MARY JOSS