17 mar. 2009

¿Normal? ¿Feliz?

Si escribo hasta ahora es porque apenas me he recuperado del episodio de crisis existencial al que me condujeron las críticas "constructivas" mi estimado colega y Doctor en Sabiduría del Mundo, don Mauro Santander Borges.
Es que de veras que vivía en el error hasta antes de que sus sabias palabras me hicieran ver como un émulo mal hecho de Dr. House, o más patético todavía, de Malcom el de en medio, nomás por haber escrito que el amor es un metarelato.
No fue sino hasta que mi estimado colega (quien sabe si todavía sea mi amigo, porque al parecer se molestó que le haya dicho estúpido; aunque, dicho sea de paso, no lo hice como insulto, sino como descripción) me hizo ver que más allá del sombrio mundo de los cafés y las librerías (como si nunca haya sido mi compañero de juerga en otros establecimientos tanto menos respetables de cierto rumbo de la Ciudad de México del que no quiero revelar el nombre, pero que se refiere a las inmediaciones de uno de los mercados más famosos del centro) hay un mundo de unicornios, cisnes y ositos saltarines, cuando me di cuenta de que todo este tiempo había vivido en el error.
Así que de ahora en adelante habré de prepararme para comenzar a ser feliz, lo cual en la lógica de las personas "normales" que no emplean su tiempo en divagar acerca de pendejadas y asuntos sin importancia, significa hablar sobre banalidades, leer sobre naderías y pensar lo mínimo suficiente.
Pero mientras eso sucede, he aquí una cita textual de Bertolt Brecht acerca de ése tipo de personas, con dedicatoria especial para quienes piensan que ser "normal" es ser feliz:
“el peor analfabeto es el analfabeto político. El que no ve, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. El que no sabe que el costo de la vida, el precio del poroto, del pescado, la harina, del alquiler o de sus medicamentos, dependen de las decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece e hincha el pecho diciendo que odia la política. No sabe, el imbécil, que de su ignorancia nace la prostituta, el menor abandonado, el asaltante y el peor de los bandidos que es el político corrupto y el lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.

2 comentarios:

LicCARPILAGO dijo...

Saludos mi estimado Vic, sabes mejor que nadie que acercarse al pop tiene consecuencias muy negativas en el contenido de las neuronas. Es como un ácido que le quita lo brillante y derrite su contenido dejándolas huecas y relucientes -que no brillantes, insisto-

Un estúpido sin sentido que se complica la vida (y la de los demás) como deporte de alto riesgo que por decisión propia se deja caer en el mainstream es como convertirse en ostra, se sabe que hacen perlas, pero nunca nadie las ha visto y mucho menos presumido.

Lo que si es verdad que cuando se escupe pa'rriba, aunque sean puras netas -y/o sofismas- de vez en cuando la gravedad hace lo suyo y a veces queda uno mismo embarrado del escupitajo.

Asi que sigue escupiendo con tu enjundia característica, pero ahora deja que el pop también lo haga para ser condescendientes.... o como alguien me dijo alguna vez: bajále dos rayitas al intelecto para que encuentres alguien del populo que te entienda de vez en cuando...con el gozo que ello conlleva.

Anónimo dijo...

Afortunadamente para tu amigo Mauro, no es perfecto, y afortunado tú que puedes reconocerlo...

Ya deja de ser tan duro con las personas que te quieren, quita esa coraza que siempre te pones de "niño play" con el fin de sentir que tienes el control del conociemiento ante quienes por circunstancias menos favorables de la vida, tuvimos que aprender de la cartilla: "Nacho lee", en vez de "Folcaut (ó como se escriba) lee"...

Durante el tiempo que lleva nuestra amistad, de la forma como se haya presentado (eso no fué culpa nuestra... ó si, pero hay que buscar una excusa), nuestro "talón de Aquiles" fué ese, tu forma tan dura de expresar lo que sientes, esperando siempre que el otro te responda con una sonrisa, con una "genuflexión" (como le dices tu a las venias) de reverencia ante el semejante insulto que pegaste...

No le pongas nombre, ni excusas a los insultos... Le dijiste "estupido" a tu amigo!!, y eso solo se soluciona con un "perdóname", que dicho sea de paso, tu le llamas: "disculpame", que significa exactamente lo mismo, pues somos tan pendejos en la vida, que no somos capaces de reconocer que ese don de perdonar y de ser perdonados, nos lo da la Vida para ser felices... Cualquier cosa que entiendas por ello.

Te lo digo con cariño, esperando que me des a mi también otro grito de guerra, que me llames estupida, y que insultes lo "neófita" que soy por haber nacido en un país que... bueeeeno, eso te lo dejo a ti: "insensible...ya no socialista, sino amigo".

Paola, tu amiga que te estima, Paola