4 ene. 2008

Hoy hace un año

Hoy hace un año escribí mi primer post en blogspot. Por aquellos días de asueto, los últimos antes de regresar a mi trabajo (trabajaba en una consultoría analizando encuestas y síntesis informativas) se me ocurrió abrir un blog que estuviera más enfocado a la escritura/lectura, antes que a la contemplación de las imágenes o la audición de la música, como era el caso de Windows Spaces, donde mantuve una página por cerca de ocho meses.

Asimismo, por aquellos entonces decidí abrir este blog a modo de terapia kertesziana, para superar cierto malestar afectivo que, visto a la distancia, se trataba de una absoluta nimiedad. Pero en esos días usé la escritura como recreación, evasión o remedio para algo que ahora, con el paso del tiempo, ha dejado de tener importancia.

Ha transcurrido un año, a lo largo del cual ha ido y venido lectores diversos. Ninguno de ellos, por cierto, constante, salvo mi estimado y leal colega, que además de tolerarme en los pasillos de la Facultad, todavía tiene las energías y los ánimos para venir a leerme aquí.

A lo largo de este año, modestia aparte, he escrito uno que otro texto más o menos aceptable, he sostenido un par de escaramuzas literarias con otros bloggers (por cierto, qué palabra tan fea) y he encontrado un par de espacios interesantes.

Al inicio, cuando escribí ese primer post, no tenía idea de que llegase a durar tanto. Sobre todo porque a diferencia de otros espacios, que tienen temáticas medianamente definidas, aquí no existe un tema en específico. Lo mismo escribo un día sobre las vicisitudes cotidianas, que al otro sobre la relación existente entre sexo y filosofía.

Quizá por eso es que no he logrado consolidar un grupo de lectores constantes.

Sin embargo, como lo he escrito en múltiples ocasiones, cuando escribo no busco el aplauso, ni la popularidad. Escribo, y así lo he hecho a lo largo de todo este año, por el simple pero emocionante placer de escribir, de mirar mis ideas -entes abstractos surgidos de alguna arbitraria sinapsis neuronal- reificadas en un texto, en caracteres abigarrados que, como decía Ítalo Calvino, son como las dunas que mueve el viento del desierto, de un lugar a otro para luego desvanecerse.

En fin, ha pasado un año. Espero que pase otro más.

Aquí el primer texto que escribí la tarde de aquél 4 de Enero del 2007:

Por el momento no tengo mucho que decir; solo que recién me he mudado de Windows Live Spaces para acá y la diferencia es notable.

Pronto publicaré una que otra fumada.

Por el momento veré cómo funciona este blog.

Un saludo para aquel cibernauta extraviado que haya caído en este lugar.

3 comentarios:

Luis dijo...

Es usted un poco injusto conmigo, pero se lo perdono...yo si le he leido habitualmente e incluso le he hecho comentarios poco inteligentes y ramplones...

MAEL dijo...

Caray!!!
pero que injusticia tan grande, si a Luis le parece injusto la afirmación que usted hace, ¿imaginese a mi?, que aunque no le dejo comentario en todos los blogs, casi podría asegurar que me los he fumado todos, y además hasta me he creído algunos y lo peor de todo es que hay otros que hasta los he llevado a la practica en mi vida real...
pero esta bien, mi querido Vitochas, ya se que es usted un desconsidereado y ahora me resulta un olvidadizo...
no "le aunque" de todas maneras felicidades por el año cumplido...(¿tan pronto paso?, y yo que no consigo olvidar aquellos tiempos)
bueno le envío un abrazo amistoso y el deseo de que siga escribiendo cada día mejor...
hasta pronto..

Anónimo dijo...

Imaginese como me siento yo, que vengo desde su space anterior... Nunca dejo comentarios, por que...¿Para qué?, suficiente tengo con perder mi tiempo leyéndolo.

Me alegra que ya lo haya superado, eso que dice de su malestar sentimental de esos tiempos... Por este lado se le agradece haber vivido ese año 2007 en el anaquel donde guardo mis preciados recuerdos.

Feliz 2008, que Dios le conceda todas las peticiones de su corazón.

Exitos.

Paola