27 abr. 2009

Influenzados

De todo el desm... orden psicológico que se ha generado a propósito del brote de influenza porcina que vivimos en la zona metropolitana de la Ciudad de México, quisiera esperar un poco para emitir mi opinión.
Lo único que puedo decir por el momento es que en las calles se perciben el miedo y la suspicacia aun más acentuadas que de costumbre.
Por ahora sólo me quedo con la explicación que del brote de la influenza dio un niño de cinco años: "una persona se enfermó de gripa y se la contagió a otra y ésta se la contagió a un puerco".
Felices momentos de psicósis para todos.

No hay comentarios.: