1 mar. 2010

Cuando "nada" significa "algo", o del regreso de mi inspiración

Primero que todo debo comenzar este texto con un agradecimiento para los lectores y visitantes de ocasión que tuvieron a bien comentar el post anterior; gracias a ustedes mi inspiración y mis ganas de andar agitando el avispero han vuelto.

Ahora viene un acto de contrición: reconozco que mi reacción al ver la imagen del tipo este que responde al nombre de Abiud Gutiérrez Zamora Lohmann, sentado en un retrete en plena avenida Reforma de la Ciudad de México, con la leyenda “sigo apoyando a nada”, fue un tanto airada aunque no necesariamente intolerante, porque la tolerancia como lo dijo alguna vez alguien cuyo nombre ahora no recuerdo, es esa sensación molesta de que, al final, el otro pueda tener razón.

En este caso don Abiud, que parece sentirse muy a gusto en su look de pseudolumpen marginal marca ZARA, quizá tenga razón en demostrarnos que con su letrerito y su retrete es hipermega subversivo, o sea, ¡toma sociedad ese golpe de efecto de ver a un greñudo con los calzones en los tobillos!

Muy probablemente mi interpretación de la imagen que proyectó este sujeto sea errada, como sugirieron dos o tres lectores del texto anterior que afirman que nada tiene que ver con cuestiones políticas, porque también muy probablemente su noción de la política sea demasiado estrecha; quizá el muchachito en cuestión es una mala copia del todavía más deleznable Facundo Gómez Bruera, el presunto actor al que Televisa le daba empleo en un programa que se dedicaba a denostar la imagen de la mujer tratándola como un objeto sexual y denigrando la dignidad humana con bromas de mal gusto.

O quizá sea también tan radical y desinhibido que esa forma de expresión resulta demasiado vanguardista como para que nosotros, aldeanos tercermundistas con mentalidad cerril, podamos comprenderla.

En cualquier caso, lo haya hecho concientemente o no, lo que importa resaltar acá porque fue lo que me pareció preocupante, insultante y hasta triste, es el valemadrismo implícito en el mensaje “apoyo a nada”. Y es valemadrismo porque efectivamente, a este tipo como a muchos otros que como él exponen en Facebook fotos donde aparecen hurgándose la nariz, les vale muy poco o “nada” –para usar su expresión- lo que sucede a su alrededor y “apoyar nada”, significa precisamente eso, vacío, falta de contenido, rehuir a comprometerse con una causa porque hay una carencia de contenido intelectivo, por no hablar de vacuidad neuronal.

Pero eso no es todo, también hay frivolidad porque independientemente del falso suspenso que el grupo que auspicia esta campaña pretende crear, no hay lugar para la confusión porque lo repito: el problema no es la forma de manifestación, sino el contenido del mensaje.

Cuando Giles Lipovestki hablaba del narcisismo en La era del vacío, un estudio que publicó por primera vez en 1983, se refería a esa patología psicológica como “la expresión gratuita, la primacía del acto de comunicación sobre la naturaleza de lo comunicado, la indiferencia por los contenidos […] la comunicación sin objetivo ni público” que era la base de una sociedad de individuos atomizados totalmente ajenos a cualquier mínima noción de absoluto y virtud.

A Lipovestki ya no le alcanzó el tiempo para ver el auge de las redes sociales, que paradójicamente lo que fomentan a través de los medios de los que se valen para subsistir, es la atomización de la sociedad, la vacuidad de contenido de los actos de comunicación (el twitter es un claro ejemplo) y la falsa percepción de la formación de una comunidad virtual que como tal no existe en ninguna parte.

Esta situación comporta y se refuerza a su vez con el derrumbe de los referentes ideológicos que durante mucho tiempo fueron los asideros de certeza de muchas generaciones, que por medio de la fe profana o religiosa veían en Dios o el Estado dos instrumentos de "salvación" y explicación del mundo. El resultado: el imperio de un nihilismo burdo, alejado de todo supuesto filosófico (como sí lo tienen las formulaciones de Jacobi y Nietzsche, por ejemplo) y que sólo tiene como planteamiento la negación de todo principio, significado o propósito ulterior, el rechazo de todo aquello que precise de una fe, es decir, de una firme creencia en algo para la salvación o la realización de un fin, o bien para la argumentación de alguna verdad.

Eso es lo que significa en realidad el “yo apoyo a nada”, y es triste no sólo porque indica la carencia de capacidad reflexiva y de inventiva que cristaliza en la frase “¡qué güeva!”, sino también porque habla de una generación o generaciones a las que les produce pereza hacer algo, pensar algo, articular algo; emplear las herramientas tecnológicas para algo más que alimentar su narcisismo y sus ansias de reconocimiento mediante el muy frívolo y pretensioso acto de “twittear”.

Y no es en modo alguno una actitud totalmente apolítica “hacer nada” o “apoyar nada”, todo lo contrario, por actitudes como esas es que a sociedades como las nuestras que están en proceso de transición desde culturas y conductas serviles y parroquianas hacia otras más autónomas y plurales, sus respectivas clases dirigentes las han sometido a sistemáticas y recurrentes violaciones y vejaciones colectivas.

Ya desde el momento en que se usa el espacio público se está haciendo política y se está enviando un mensaje político. Sin embargo no es de extrañar que personajes como Abiud Gutiérrez no lo sepan porque precisamente eso les importa muy poco.

Al final, con todo y lo lamentable que pueda ser una expresión publicitaria o actitud política de ese tipo, hay que reconocer y garantizar su derecho a hacerlo libremente, ya estará de cada quién escoger o formular su propia interpretación.
P.S. Por si acaso el movimiento de "apoyo a nada" tuviera un sustento filosófico, tanto más triste será para la honra de la propia disciplina que un tema tan importante sea tratado de esa manera tan burda.

9 comentarios:

LicCARPILAGO dijo...

"...que un tema tan importante sea tratado de esa manera tan burda...."

frase dignisima de ser convertida en un twit... en fondo y forma.

la imagen misma me resulto visualmente comparable a los contenidos que con 140 caracteres intentan ser intelectualoides en Twitter.

fcku_freak dijo...

el fin de abiud es promocionar una revista q se llama "NADA", el era editor de MAD México pero se quedo sin chamba cuando la editorial no quiso pagar la licencia del 2010.

Malinata dijo...

Después de leer tu texto y los dos comentarios que aquí nos regalan tus lectores ahora caigo en la cuenta de la propuesta de este don Abiud, ya que si bien en mis años jóvenes tuve la mmm, no se cómo decirlo, entre puntada y ocurrencia, fortuna y desgracia de leer el MAD que se me hacía genial, últimamente llegué a tener alguno en mis manos y no se si fueron mis años muchos o mi pasado lejano que ya no me conmovió y movió como antes lo hacía. Y mira que he leido nuevamente a Condorito y todavía me saca una que otra risa.
Sin querer y supongo que sin saber, sacaste el perfil de un pseodo protestante con ropa de marca y visión mercadotécnica que con su protesta por nada, seguramente esperaba sacar "Algo", un contrato, un hueso, publicidad, qué se yo.
Así la naditud se convierte en intensión y ésta en medio para alcanzar un fin y resulta que la nada no existió en absoluto, así como la intención de protesta.
Si no tiene chamba, mejor que se vaya a catedral. Probablemente ahí encontraría un mayor número de seguidores que efectivamente, ya no protestan por nada, y no porque no quieran, sino porque ya se acostumbraron a hacerlo y ya se volvió de protesta por la falta de empleo, parte del paisaje urbano...
Oops, creo que eran, si la memoria no me vaya, creo que ya los quitaron...
Chale, te digo que ya estoy viejita jijijiji
Un beso mijo, usté sígale tecleando, que público tiene un muncho..... ;)

M.S dijo...

Como siempre doctor, causando polémica.

Me da gusto leerlo más animado y con ganas de andar provocando al prójimo para que lo pendejee.

Respecto a esta situación de la foto, pues ya sabe mi opinión; nunca he entendido porque los niños nice se empeñan en hacerse pasar por indigentes. Y tiene usted razón, independientemente de que fuera la pauta publicitaria para una revista, el mensaje que envío el greñudo fue el de una bola de holgazanes a los que no les importa lo que pasa a su alrededor, tanto, que dedican tiempo a leer MAD... bueno, ahí tiene otro motivo para su pesadumbre bicentenaria pues mientras existan abiuds esto seguirá jodido.

Cuídese

a.K. dijo...

Resulta que "NADA" no era tan vacuo como parecía...

Pero si se trataba de una revista!!

Y después de saber cual revista, quedamos como al principio... En NADA!!

Pero con suerte obtuvimos unos cuantos renglones suyos demás.

MAEL dijo...

oh.oh.oh.oh...

Parece que fué un gasto excesivo de neuronas el que hemos hecho analizando la conducta de este individuo, lo que no quita la curiosidad de ver de que trata esa revista... habrá que animarse a leerla, espero no sea una decepción para mi moral "toute demode".
No sé porque, pero al leer este blog me queda la dulce sensación de que alguna musa furtiva a menudo ignorada paso y dejo un ligero rastro de inspiración bajo su almohada... sera? si es así la musa debe sentirse muy contenta.
Nihilismo es una palabra que no estaba en mi diccionario, que ahora gracias a usted y wikipedia empiezo a comprender... ya sabe! wikipedia es lo que siempre está a mano, Es muy interesante el principio habrá que analizar para poder colaborar acertadamente. Las conductas serviles son algo que detesto, sobre todo cuando veo lo bien que funcionan...¿qué? Es tan poco lo que valora el ser humano a el ser humano, tanto el que "sirve" como el "servido" denigran no solo la calidad del ser humano sino también la nobleza que encierra la loable actitud de SERVIR por amor a una causa...Pero en fin, cosas de este mundo que gira y gira...
Saluditos azucarados... cuando este al borde de la diabetes me avisa para agregar su porción de insulina... jajaja

Anónimo dijo...

yo apoyo a NADA, yo pase en reforma esa vez, y la verdad es que me cage de la risa, protesta o campaña publicidad, yo quiero reconocer a este señor, que su idea fué creativa y unica, me quito el sombrero ante abiud gracias, y yo seguire apoyando a NADA

Anónimo dijo...

yo apoyo a NADA, ya pase por reforma esa vez, en el trafico de la shit, y la verdad es que me cage de la risa, protesta o campaña publicitaria, yo quiero reconocer a este señor, por que su idea fue muy creativa, y sobre todo unica, me quito el sombrero ante abiud, y yo seguire apoyando a NADA

Anónimo dijo...

Yo apoyo a Nada, la primera vez que vi a este joven lo vi en youtube en un vídeo que se llamo "Que rico es ser pobre", el mensaje es muy bueno y saludable.
Y como dijo don quijote" si los perros ladran es señal que vamos pasando"