28 abr. 2007

Sexo y Filosofía III

La censura e incluso la condenación demoníaca del sexo durante la edad media, estuvo motivada al menos por dos factores. El primero de ellos fue la posición asumida por Pablo de Tarso –judío con formación helenística e influencias latinas- respecto a la libertad sexual observada entre griegos y romanos, así como al placer corporal.

En Corintios, valiéndose de un argumento hasta cierto punto milenarista, afirma que “el tiempo se hace corto, aquellos que tienen mujer vivan como si no tuvieran una” y en Romanos dice que el “deseo de la carne es la muerte”; es decir, que por medio de la carne los hombres se condenaban irremediablemente al pecado. De aquí surgió, a su vez, una noción que conduciría, por una parte, a la represión y condena de las prácticas sexuales, así como a la construcción de la doctrina del pecado original ideada por Clemente de Alejandría y perfeccionada por Agustín de Hipona, y por la otra, al extremismo de la pureza sexual que propició que algunos Padres de la Iglesia, como Orígenes, se castraran. Tal noción es la de concupiscencia carnal.

El segundo factor que condujo a la represión sexual durante el medioevo fue el surgimiento de la filosofía neoplatónica en la etapa de tránsito desde la antigüedad pagana hacia la edad media cristiana. Esta perspectiva filosófica tuvo como principal exponente al místico y asceta Plotino, que condenaba las prácticas homosexuales y extra maritales de las comunidades latinas, al punto de llegar a afirmar que “los verdaderos pensadores despreciaran la belleza de los muchachos y de las mujeres”.

En su lugar abogarían por el amorni naturalistani, que celebraba la continencia y la exaltación casta y alegre del deseo.

No obstante, resulta interesante e irónico considerar que precisamente durante esta etapa de tránsito, uno de los más acérrimos inquisidores de la sexualidad desde el episcopado y la magistratura de la Iglesia fue, antes de su conversión, un pagano licencioso que -como se diría coloquialmente- le dio vuelo a la hilacha. Por supuesto que la referencia apunta a Aureliano de Tagaste, que luego sería bautizado, acogido por la Iglesia e incluso elevado a los altares como san Agustín, obispo de Hippo Regius.

Agustín fue, quizá, el único filósofo de la antigüedad que logró establecer en lo personal una buena relación con el sexo, hasta antes, claro, de separarse de la mujer con la que vivía para dedicarse por completo a construir los cimientos teológicos y filosóficos de la Iglesia. Cimientos tan firmes que aún hoy perduran.

El otro gran filósofo del medioevo y de la escolástica fue Tomas de Aquino. Como se sabe, Tomas era monje y había tomado el voto de celibato; por lo cual se puede suponer que su relación con el sexo fue prácticamente nula, a no ser, desde luego, que practicara el onanismo. Pero no hay registros al respecto. Lo único que podemos suponer es que de forma inevitable se despertaba con alguna que otra tremenda erección por las mañanas. Como es natural.

Por otra parte, es muy probable que el único momento durante la edad media, en el que razón y sensación -que no precisamente sexo y filosofía- llegaron a coincidir, fuera el de la contemplación mística. Al respecto baste recordar que el éxtasis místico, entendido como la experiencia del encuentro con Dios y su condición de Absoluto, estaba relacionado con el paroxismo sexual hierofanico, es decir, con la unión espiritual y sagrada con lo divino. De lo contrario habría que mirar la cara de orgasmo de Santa Teresa, que refleja tal grado de satisfacción que no resulta exagerado afirmar que provocaría la envidia hasta de la ninfomana más insaciable.


El extásis de Santa Teresa, según Bernini.

1 comentario:

Maquiavélica dijo...

hola niño¡¡¡ pues leí tus 3 posts de sexo y filosofia ¡¡¡ y sinceramente coincidi en varias partes contigo¡¡¡me gusto la manera en q lo redactaste¡¡¡¡¡en verdad eres un nerd jiji¡¡¡¡ y pues si me enoje con tu ironia¡¡¡¡¡pero espero volver a charlar contigo pero en buen plan y ojala me vuelvas anexar al msn vale?? y claro q eres bienvenido en mi blog¡¡¡¡me gustan tus puntos de vista¡¡¡¡¡
q tengas bonita semana
por cierto puedo poner tu foto en mi sección de rostros maquiavélicos???
besitos maquiavélicos¡¡¡¡¡¡¡