10 oct. 2008

¡Viernes!

Gracias a Dios ¡¡es Viernes!! El mejor día de la semana.
Nunca antes como ahora, ni siquiera en mis años de estudiante, había amado tanto este grandioso día de la semana. En lo único que pienso en este momento (son las 6:20 de la tarde) es en pasar al Blockbuster de camino a casa, rentar una peli ligera, comprar comida chatarra, una cheve y llegar a casa, poner la peli, echarme en mi reposet y quedarme dormido mientras la trama me arrulla.
Sí. Sé que no es precisamente el plan más divertido para un viernes, pero me siento agotado, mis ojos permanecen abiertos casi por instinto y la verdad no me apetece ir de babas a desvelarme a un bar.
Además la otra parte de mi plan es despertarme tarde, mañana sábado y después cumplir con mi agenda de compromisos sociales: desayunos, comidas y cafecitos con los cuates.
Buen fin para todos los que me leen. La hora chimengüenchona de apagar la compu ha llegado.

No hay comentarios.: