19 dic. 2008

Abandono

Me doy pena a mi mismo. Desde hace unos meses he dejado casi en el abandono este espacio de pendejadas y asuntos sin importancia.
Es curioso, porque mirando en retrospectiva, antes el tiempo me alcanzaba para hacer demasiadas cosas, como trabajar en una consultoría, dar clases, asistir a mis lecciones de idiomas, a un diplomado, sacar a pasear al perro, lavar y planchar y la ropa, ver a la novia (cuando tenía), visitar a la familia, salir con los amigos y hasta para hacer un poco de ejercicio.
Ahora siento que el tiempo ya no me alcanza. Salgo a oscuras de casa y llego a oscuras, cansado, con ganas de ponerme la pijama y dormir.
Antes solía escribir algunos de mis textos por las noches. Luego de ver Los Simpsons -que es un ritual que invariablemente he practicado durante los últimos 10 años- apagaba el televisor, encendía la compu y me ponía escribir el texto del día siguiente. Y aunque en algunas ocasiones he escrito a botepronto, las más de las veces, y también aunque no lo parezca, he dedicado algún tiempo a plantear la estructura de mis textos, que con todo y lo vanos que puedan parecer, siempre intento que algo rescatable tengan para quien me lee. Así por ejemplo, cuando escribí "Sexo y Filosofía" simplifiqué en tres párrafos como 20 siglos de historia y como 150 páginas de la Historia de la Sexualidad, de Foucault.
Ahora eso ya no me resulta tan fácil y no porque haya mermado mi capacidad para hacerlo, sino por la falta de tiempo. Ahora sílo puedo leer en el trayecto casa-trabajo-casa y alrededor de hora y media por las noches. Esto es importante porque la mayor parte de los temas acerca de los que suelo escribir, me vienen a la mente mientras leo alguna novela, ensayo o nota periodística.
En fin, que espero que para el siguiente año el tiempo sea más generoso conmigo y pueda continuar manteniendo este espacio de frivolidades, que el próximo 5 de Enero cumplirá ¡dos años!
Un abrazo navideño para quienes me leen, que son Luis, Juan y Elisa. Como la izquierda setentera, pocos pero sectarios.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también te deseo una feliz navidad y un excelente año 2009... Aunque me ignores y no me cuentes en la laaaarga lista de lectores empedernidos de éste blog de "sandeces y naderías" (parafraseándote), no importa, yo haré caso omiso a ese detalle... Aunque hubieses podido nombrarme en tercera persona, inventando un personaje para describirme... snif, snif, snif!.

Bah!, era broma!... FELIZ NAVIDAD para ti y para los tuyos... Y para los dos ó tres lectores de este blog.

Saludos,

Paola, la ignorada e invisible, Paola

LicCARPILAGO dijo...

Las diferencias que describes en tu antes y tu ahora son realmente sustanciales.

la reflexion que hago, solo por ser incisivo en ello, es la calidad de vida del antes y la del ahora supongo que también ha cambiado... ¿antes era mejor o lo es ahora?

ahora que llevo ya casi medio año de desempleo, me he reencontrado con la imagen del espejo, he podido conocer realmente a mi hijita de 3 años y disfrutar de sus avances diarios. Entender y comprender de una forma fresca y renovada a mi esposa. He tenido el tiempo para hacer cosas en mi casa, -en el hogar, pues- y ahora conozco rincones meravillosos de esta ciudad que no tenía idea que pudieran existir.
Lo único malo es que no estoy ganando dinero y cuando vuelva a ganarlo extrañare todo.

Cuidado mi estimado Vic... la IP parece una exhuberante e hipnótica musa de la vida pero en realidad es un canibal voraz y despiadado.

Lo bueno es que ya tocan las puertas las vacaciones que seguramente tendras.

Saludos y por aqui ando.

Arturo Herrera dijo...

Estimado Secu...
habemos algunos más que te leemos y disfrutamos estas letras.
Un abrazo por las fechas de un verde-grinch a otro-