26 dic. 2008

Fradique Mendes: a propósito de estos días.

Entre 1850 y 1860 nació en Europa el realismo literario. Su creador, si hemos de creer a la fuente de Wikipedia, fue Jules Chamfleury, escritor francés que contó entre sus amigos a Charles Baudelaire.

Después de Chamfleury otros tantos escritores se inscribieron en esa nueva corriente que pretendía describir la vida cotidiana de la época. Ejemplos del realismo literario de los que puedo dar cuenta porque los he leído son Gustave Flaubert (Madame Bovary), Stendhal (La Cartuja de Parma) y Fedor Dostoievski (Los hermanos Karamazov, Crimen y Castigo, Noches Blancas y un largo etcétera).

Pero el escritor realista que me interesa en esta ocasión es un portugués que hasta hace poco tiempo era relativamente desconocido en México. Por supuesto que “relativo” aquí es sinónimo de las masas ignorantes, desinformadas y manipulables que infestan las calles; y “hace poco tiempo” significa que la massa damnata, como diría Agustín de Hipona, supo indirectamente de la existencia de ése escritor cuando Carlos Carrera llevó al cine una de sus novelas. Sí, me refiero a El Crimen del Padre Amaro, de Eca de Queiros.


Eca de Queiros.

José María Eca de Queiros fue un escritor portugués que nació en 1845, en el intermezzo entre las revoluciones liberales (1820-1830) y las revoluciones socialistas (1848) en Europa.

Eca de Queiros creció en el seno de una familia pudiente de Povoa de Varzim, en Portugal, país que como sabe, es quizá de los más aburridos de Europa meridional después de Suiza y Andorra.

Desde muy joven comenzó a escribir artículos periodísticos y hacia 1871, ya como un reconocido abogado lisboeta, se inscribió formalmente en la corriente del realismo literario presentando la ponencia La nueva literatura. El realismo como nueva expresión de arte, dentro de un ciclo de conferencias llamadas Conferencias del Casino.

Cuatro años más tarde, en 1875 escribió El Crimen del Padre Amaro, sin saber que 127 años después Vicente Leñero le pondría en la madre a su historia, dizque adaptándola con un pésimo guión para el cine.

Además de ésa que es posiblemente su novela más conocida, a finales del siglo XIX escribió La correspondencia de Fradique Mendes, que es una esplendida compilación de un supuesto intercambio epistolar entre éste personaje y sus amigos poetas, todos sórdidos al estilo de Baudelaire.

En esa novela aparece la vena filosófica de Queiros combinada con una corrosiva y desesperanzadora perspectiva de la vida, que es transpirada a través de cada palabra escrita por el poeta y viajero Fradique Mendes.

Esta es, sin duda, una buena alternativa de lectura para quienes en estos días tienen tiempo libre. Y a modo de incentivo y en contraste con el irreflexivo y en ocasiones superficial optimismo que campea en estos días, he aquí un pequeño fragmento de una carta de Mendes, a propósito de la vida y otras cosas peores:

“Todos los que vivimos en este globo formamos un inmenso tropel que, turbulento y confuso, camina hacia la Nada. Nos rodea una naturaleza inconsciente, impasible y mortal como nosotros, que ni nos entiende ni siquiera nos ve, y de la cual en vano esperaremos auxilio o consuelo. Sólo nos queda, para orientarnos en el caos que nos arrastra, un secular precepto, sagrada síntesis de toda la experiencia humana: ¡Ayudaos los unos a los otros!

Y que, por tanto, en la tumultuosa caminata en la que se juntan incontables pasos, cada uno ceda al hambriento la mitad de su pan, comparta su manto con aquel tembloroso de frío, adelante el brazo para sostener al que tropieza, y evite pisar al caído; y si alguno fuese vigoroso y apto para el camino pero no gozase de la simpatía de las almas, que las almas se abran a él, desbordantes de simpatía...

Sólo así lograremos dar alguna belleza y alguna dignidad a esta oscura desbandada hacia la Muerte."

A propósito, este sería un buen fragmento citable durante el brindis de la cena de Año Nuevo. Total, siempre alguien de la familia suelta el llanto.

¡Felices Fiestas! (por supuesto, esto es ironía).

1 comentario:

ELENY LENFENT dijo...

AHH DESTESTO NO ENCONTRAR LOS ACENTOS, EN ESTA COMPU, PERO TENGO QUE ESCRIBIR ESTO, AUN SIN ACENTOS, USTED DISCULPARA, BIEN ME CAUSO SOBRESALTO LEER TU RECOMENDACION, SOBRE TODO POR DOS HECHOS, UNO DE ELLOS ES QUE NO TE CONSIDERO UNA PERSONA A LA QUE LE GUSTE LEER A ESTE TIPO DE ESCRITORES Y OTRA PORQUE EN EFECTO POCOS SABEN DE ECA DE QUEIROS, ESCRITOR AL QUE YO LLEGUE A TRAVES DE PESSOA, SIENDO HONESTA LO QUE ME HA INTERESADO SIEMPRE SOBRE EL, FUE LA CORRESPONDENCIA QUE MANTUVO CON SUS AMIGOS Y LA AYUDA QUE LES BRINDO PARA CREAR Y FORMAR EL ESTILO DE ALGUNOS CUENTOS DE CUENTOS, PERO BUENO ESTO ME RECUERDA QUE RICARDO REIS MENCIONARIA "EL MISMO AMOR QUE SIENTEN POR NOSOTROS, NOS HIERE, NOS OPRIME", EN FIN QUE IGUAL Y SIRVE COMO DICES PARA EL BRINDIS DE ANO NUEVO, PERO ALGO EN LO QUE NO COINCIDO CONTIGO ES EN EL HECHO DE QUE PORTUGAL SEA ABURRIDO, CREEME QUE DESPUES DE UNA NOCHE DE FADO Y LOCURA CONMIGO, NO PENSARIAS LO MISMO, ASI QUE EN ESO NO TE APOYO, CIAO MI TEMERARIO REMILGOSO.