25 mar. 2007

Acerca de la primavera

En esta parte del globo llegó la primavera desde el lunes 20 del corriente por la tarde. Sin embargo no había considerao escribir acerca de ese acontecimiento porque en el momento no me pareció importante, y porque en este país de globos y bicicletas el festejo de la entrada de la primavera es opacado por la conmemoración del nacimiento don Benito Juárez, supuesto benemérito de las Américas, que no es conocido más allá de Guatemala, pero que ha sido tan beatificado y honrado siendo que en realidad era un aprendiz de tirano que por fortuna murió a tiempo.

No obstante, en esta ocasión no quisiera compartir aquí mis oponiones personales y poco oficiales acerca de la historia de México, porque corro el riesgo de que un chovinista lector se enfurezca y hackee esta humilde pocilga de vacuidades.

Antes bien se me antojó escribir sobre la primavera porque hace unas horas regresé del festival conmemorativo del evento, organizado por la escuela de mi sobrina.

Había olvidado lo importante que es la primavera cuando se es niño, porque además de que es el preludio de las vacaciones de abril, es la oportunidad para que en ese tipo de festivales los niños se den la oportunidad de acercarse a la fantasia kafkiana, disfrazandóse de abejas, conejos, flores, etc.

De hecho asistir a ese festival de la primavera me hizo recordar mis propios festivales y los disfraces que utilicé. Uno de ellos fue de rana y creo que fue de cuando iba al kidergarden. Incluso hay fotos de ese evento, las cuales por supuesto no pondré en este lugar.

Otro fue de Superman, cuando no tenía ningún prejuicio en contra del imperialismo cultural yanqui y creo que otro más fue de cavernícola.

Y de todos ellos hay fotografìas.

Hoy cuando veía a los papás que tomaban fotos a sus ranas, conejos, abejas y demás fauna y flora primaveral, pensé en el valor que posteriormente tendrán esos recuerdos gráficos, especialmente cuando esas ranas y conejos sean flamantes estudiantes universitarios, diputados, médicos especialistas, jueces de la corte o arrogantes y pretensiosos profesores universitarios...

4 comentarios:

Alter Ego dijo...

Jajaja...Amigo Vitochas, todos tenemos prebas de nuestros disfraces de leon y de margarita, pero nos negamos a aceptar su existencia. La verdad es que de vez en cuando esta bien eso de echar un vistazo a las fotos de la infancia. Gracias.

Anónimo dijo...

HOLA CORAZÓN, MMM, NO TE IMAGINOS DISFRAZADO CREEME, ES UN TANTO COMPLICAO, Y MAS SABIENDO QUE ERES UNA PERSONA MUY CULTA Y CON SENTIDO DE LA IRONIA FABULOSO, ME PREGUNTO, ¿QUE SENTISTE AL MIRARTE EN ESA RESTROPECTIVA?, JIJI, EN FIN, RECIBNI TU MSAJE Y QUISE RECOMPENSARLO CON UNA LLAMADA EL DÍA VIERNES, PERO NADIE ME CONTESTO EN TU CEL, EN FIN, TE DEJO UN BESO, CUIDATE Y DISFRUTA DE ESTA PRIMAVERA QUE ES MUY LINDA.
MARY JOSS

cucoalmeria dijo...

nunca me han gustado los disfraces, pienso que es una manera de sacar tu otro yo, el que tienes oculto y que no sacas por verguenza. un saludo.

cuerda dijo...

Como tú comprenderas, esa es una de las etapas mas lindas de la vida, pues como bien dices es un preambulo para las vacaciones, ademas de que en esa euoca solo hay diversion e ilusiones.
Imagino que te miraste lindo, y eso que no te disfrazaste de winnie...
Que estes super bien, y cuidate.