5 ene. 2007

Por poco lo olvido

En medio del desconcierto que me provoca la aparente complejidad de este blog, casi olvido recordar que hoy por la noche llegan los Reyes Magos. Esos míticos señores que según Mateo y sus cuates -que le fusilaron la mayoría de sus ideas para escribir sus propios evangelios- eran magos que, provenientes de distintos reinos ubicados al oriente de Palestina, sabían por medio de sus artes cabalísticas que en esa pequeña provincia judía nacería un gran profeta.

Y bueno, para qué relatar todo el cuento que la gran mayoría de cristianos (de distintas confesiones) ya sabemos; el punto importante es que este día los Reyes harán su sigiloso arribo a las casas de millones de niños, para dejarles los regalos que solicitaron en sus cartitas, depositadas dentro de sus zapatos apestosos y repletos de hongos.

Así que hoy todos debemos portarnos bien; de lo contrario los Reyes no nos traeran más que un cuerno retorcido... al menos eso era lo que decía mi mamá antes de que yo descubirera el secreto.

Un saludo.

A propósito de la fecha, recomiendo la lectura de una novela de Michel Tournier: Melchor, Gaspar y Baltasar.

1 comentario:

mermaforever dijo...

jajaja mi estimado pues, ¿cómo esperas recibir comentarios si no nos habías avisado de tu "cambio de domicilio"????
Pues como sea, segiremos en contacto, te mando un fuerte abrazote, te cuidas mucho y te portas bien para que te traigan regalos los Reyes Magos...