21 abr. 2008

Admirar la inteligencia

¡Joder! No cabe duda que la naturaleza nunca se equivoca. Eso me reconforta y me redime de la crisis moral en la que la lucha interna entre mi Yin racional y ecuánime, y mi Yan impulsivo, visceral y libidinal, me había sumido.

Resulta que divagando por las páginas de algunos diarios (periódicos, pues), me encontré con una nota de El Mundo, en la que se informaba el 12 de Noviembre del 2007, o sea, hace unos meses -lo cual me angustia porque hasta apenas ahora me he enterado- que un estudio realizado por científicos de las universidades de Pittsburg y California, se concluyó que las mujeres con caderas anchas y sus hijos, son más inteligentes que las lombrices paradas que deambulan por los centros comerciales, presumiendo sus famélicas figuras.

Según tal estudio, del cual sospechosamente no se menciona ningún responsable ni la revista científica en la que fue publicado, en los muslos y las caderas de ese tipo de mujeres se acumulan más ácidos grasos omega -3, quesque esenciales para el desarrollo del cerebro de sus bebés durante el embarazo.


Jennifer Lopez. Una de las mujeres más inteligentes del planeta.

Por si esto fuera poco, resulta que ellas tienen muchas menos probabilidades de morir a causa de un infarto durante el orgasmo, porque según ése mismo estudio, los ácidos grasos reducen los riesgos de problemas cardíacos.

Como decía al principio, enterarme de tal hallazgo de la ciencia, independientemente de que me parezca darwinista y causante de actitudes discriminatorias hacia las mujeres no voluptuosas pero simpáticas, me libera de la crisis moral que me producían mis inclinaciones hacia la concupiscencia visual (a andar de babas viendo por dónde no, pues).

De haberlo sabido antes, hubiera tenido la justificación perfecta a cierta ocasión en que la doctora corazón me sorprendió mirándole el trasero a otra chica, mientras hacíamos fila en la taquilla del cine.

En ese momento le hubiera respondido:

-No estoy mirando lascivamente su enorme y descomunal trasero, enfundado en unos jeans Levi’s. Estoy contemplando su inteligencia. Tú sabes que me gustan las mujeres inteligentes, ¿no?

Sin embargo, tarde, muy tarde me vine a enterar.

Aunque aún así guardo mis sospechas acerca de las pruebas de inteligencia aplicadas a las mujeres que participaron en la investigación, de la que se concluyó que las peladas peludas, pero bien pompudas, son más inteligentes que las mujeres unidimensionales. No fuera siendo que la supuesta inteligencia haya consistido en saber diferenciar el color fishua del rosa mexicano; o el rombo del trapecio. Digo, esto puede parecer muy misógino, pero la experiencia, la desafortunada experiencia, me ha enseñado dolorosamente a desconfiar y a ser pesimista respecto al modelo de mujer prevaleciente en nuestros días.

En fin, que ahora que sé que cuando le miro el trasero a una mujer caderona, en realidad estoy admirando su coeficiente intelectual, ¿no habrá otro estudio científico que sirva para justificar el lujurioso y libidinal acto de mirarles los pechos?

Es pregunta.

3 comentarios:

Mergoleth dijo...

Por mi parte me justificaba en el hecho de asegurar un canal de parto lo suficientemente espacioso para el producto posible de una relación con fines sexuales.

Ahora, tengo una razón más convincente.

LicCARPILAGO dijo...

very good, very good, ahora andamos con la ciencia popular en este espacio!!!

¿como las revistas cientificas femeninas como Cosmopolitan, Vanidades y demas?

ejemplo: En un reciente estudio realizado en la prestigiosa Academia Villanueva de la Cd. de Mexico, el doctor Coyote Cojo descubrio despues de entrevistarse personalemente con mujeres delgadas y pasaditas de peso de la misma Academia, que es mas importante tener linea delgada para evidenciar de esta manera que los diseñadores no estan equivocados durante sus desfiles en las pasarelas de Milan. Entonces te recomendamos que bajes de peso para que todo lo de Moda Actual te quede bien y andes In.

jejeje.

y regresando al punto, en definitiva personalmente prefiero una mujer MUY inteligente!!!

y 0 misoginia!!... sino mas bien soy gustoso y entusiasta de mujeres inteligentes.

Elisa dijo...

¡Por eso me gusta visitar tu blog! aquí uno encuentra temas muy variados y con este post, seguro que muchos de tus lectores van a regresar ¡JA!
Sería interesante conocer el resultado del último estudio que sugieres.
Que más puedo decir, al fin y al cabo hombres...