11 abr. 2008

¡Basta con queste facce da culo!

La gran virtud (y el gran riesgo) de la democracia, es que otorga a todo ciudadano el derecho a votar y ser votado. Es el ideal de la igualdad política llevado a la práctica.

Sin este derecho no se explicaría que personajes del talante de George Bush, Vicente Fox, Hugo Chávez y demás hierbas, hayan accedido al poder por la vía del voto popular.

Desde luego que los pensadores clásicos, que en su momento fueron tachados de conservadores, veían en esa aspiración un grave riesgo para la estabilidad y el futuro de la asociación política (el Estado, pues); y decían no sin cierto desdén y hasta repulsión, que la democracia era decadencia.

Aunque concedo cierto grado de razón a tal vaticinio, soy de la opinión de que si los imbéciles no tuvieran oportunidad de llegar al poder, la política sería una de las actividades más aburridas jamás inventadas por los hombres.

Afortunadamente el sentido común, la vanagloria y la estupidez que todos tenemos en mayor o menor grado, hizo que muchas generaciones lucharan férreamente por la consecución del ideal de la igualdad política. Y gracias a él, Milly D’Abbraccio nos ha regalado esta preciosa postal democrática.

Esto es auténtico marketing político.

Resulta que estas nalgas son nada menos que de la actriz porno.

Ella decidió postularse por el Partido Socialista (¿quién dice que los socialistas son insensibles?), para ocupar un puesto en el ayuntamiento de Roma.

Miles de abrazos, sería la traducción del juego de palabras
que componen el nombre de esta porn star ahora metida a política.

Desde luego que más allá del revuelo que ha causado la exhibición del portentoso trasero de esta mujer, está el debate acerca del nivel de la contienda político electoral en Italia.

Sugerir que los otros candidatos tienen cara de culo (“basta de estas caras de culo”, sería la traducción literal de la frase que encabeza el cartel), y proponer una vacuidad como lo es “hacer de Roma una ciudad del amor”, nos da una idea de que el nivel de decadencia de la democracia es sistémico.

Y yo que me ruborizaba cuando veía a Gerardo Fernández Noroña y a los del movimiento de los 400 pueblos haciendo desfiguros…

Fernández Norña. El último de los mohicanos...


Los de los 400 pueblos. No son muchos, pero son ingeniosos;
además de exhibicionistas.

P.S No hay insensibles socialistas. Sólo socialistas con disfunción eréctil.

4 comentarios:

LicCARPILAGO dijo...

Esa foto de Fernandez Noroña deberia ser considerada como un tesoro de la nacion...es realmente invaluable... ojala escribieran su nombre con letras doradas en el muro de la camara de diputados.

Que viva nuestra Izquierda!!!

ojala algun productor de cine "descubra" a los tanlentos de azul que aparecen en la misma foto, esos rostros aguantandose tan profesionalmente la risa le dan un extra value a la toma.

quiero ser político.

Anónimo dijo...

Pensemos que no es ni la primera ni la última vez en que nos hemos enfrentado a las divirgencias de un exhibicionismo radical. También en México la publicidad cumple el mismo razgo ficticio. Desde los puntos más banales como la televisión, hasta lo más absurdo como la propaganda del partido por la democracia y el de nueva alianza... de unos años atrás.

Elisa dijo...

Valla, valla, ¡cómo ha cambiado el modo de realizar campañas políticas!
Cuando uno piensa que ha visto todo, siempre hay algo que logra sorprendernos.
Seguro que muchos electores tomarán en cuenta la creatividad de los candidatos, a la hora de emitir su voto.
Saludos

Caguamo Rivera y no por Artista Plastico... mas bien por viejo, gordo y cojelon!!!! dijo...

Ja ja ja, lo que hacen por unos picnches votos!!!!